DE RE MILITARI

 Lista de correo de aficionados a la Militaria

    Tenencia II

 
 
 
 
 
 
 

 

Tenencia de Armas: Tipos de Armas ( España )

En esta página se resume a título informativo la legislación vigente en España en materia de clasificación de armas de todo tipo, respecto a su posesión por parte de la ciudadanía, sea para uso profesional, defensa personal, o conservación histórica.

Sin duda será este último el motivo el de mayor  interés para los afiliados a De Re Militari, y para ellos se reproduce esta parte de la reglamentación sobre tenencia lícita de armas.

La información de esta página se agrupa en tres capítulos:

Armas Prohibidas: son aquellas que las autoridades no permiten poseer a ningún civil dentro del territorio español, siendo su tenencia constitutiva de delito punible según el Código Penal. Por defecto, las armas cuyas especificaciones no se mencionen en este y el siguiente apartado serían lícitas, siempre que se cumplan los requisitos y pasos para la obtención de licencias que se especifican.

Armas de Guerra: también prohibidas por que sus especificaciones técnicas exceden la necesidad puntual de defensa personal en la vida cotidiana de un país que pretende vivir en paz. Su estudio servirá a los curiosos para averiguar como clasifican las autoridades competentes la diferencia entre el armamento civil y militar.

Armas Inutilizadas: este apartado es interesante para aquellos que deseen tener réplicas de armas en sus domicilios, deseen montar exposiciones con ellas o quieran realizar reconstrucciones históricas.

 

Intervención de Armas de la Guardia Civil Española.

La reglamentación mostrada en esta página ha sido adapatada literalmente de la suministrada por la Guardia Civil Española a través de su página web oficial, www.guardiacivil.org hospedada en el sitio del Ministerio del Interior español.

Para más información adicional sobre documentación, tarjetas, formularios, normativa, etc, se recomienda acudir a esta web o bien a una de las dependencias del Benemérito Cuerpo.

 


 

ARMAS PROHIBIDAS

1.- Se prohíbe la fabricación, importación, circulación, publicidad, compraventa, tenencia y uso de las siguientes armas o de sus imitaciones:

a) Las armas de fuego que sean resultado de modificar sustancialmente las características de fabricación u origen de otras armas, sin la reglamentaria autorización de modelo o prototipo.

b) Las armas largas que contengan dispositivos especiales, en su culata o mecanismos, para alojar pistolas u otras armas.

c) Las pistolas y revólveres que lleven adaptado un culatín.

d) Las armas de fuego para alojar o alojadas en el interior de bastones u otros objetos.

e) Las armas de fuego simuladas bajo apariencia de cualquier otro objeto.

f) Los bastones-estoque, los puñales de cualquier clase y las navajas llamadas automáticas. Se considerarán puñales a estos efectos las armas blancas de hoja menor de 11 centímetros, de dos filos y puntiaguda.

g) Las armas de fuego, de aire u otro gas comprimido, reales o simuladas, combinadas con armas blancas.

h) Las defensas de alambre o plomo; los rompecabezas; las llaves de pugilato, con o sin púas; los tiragomas y cerbatanas perfeccionados; los munchacos y xiriquetes, así como cualesquiera otros instrumentos especialmente peligrosos para la integridad física de las personas.

2.- No se considerará prohibida la tenencia de las armas antes citadas por los museos, coleccionistas u organismos autorizados.

3.- Queda prohibida la publicidad, compraventa, tenencia y uso, salvo por funcionarios especialmente habilitados, y de acuerdo con lo que dispongan las respectivas normas reglamentarias de:

a) Las armas semiautomáticas de las categorías 2.ª.2 y 3.ª.2, cuya capacidad de carga sea superior a cinco cartuchos, incluido el alojado en la recámara, o cuya culata sea plegable o eliminable.

b) Los "sprays" de defensa personal y todas aquellas armas que despidan gases o aerosoles, así como cualquier dispositivo que comprenda mecanismos capaces de proyectar sustancialmente estupefacientes, tóxicas o corrosivas.

De lo dispuesto en el presente apartado se exceptúan los "sprays" de defensa personal que, en virtud de la correspondiente aprobación del Ministerio de Sanidad y Consumo, previo informe de la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos, se consideren permitidos, en cuyo caso podrán venderse en las armerías a personas que acrediten su mayoría de edad mediante la presentación del documento nacional de identidad, pasaporte,autorización o tarjeta de residencia.

c) Las defensas eléctricas, de goma, tonfas o similares.

d) Los silenciadores aplicables a armas de fuego.

e) La cartuchería con balas perforantes, explosivas o incendiarias, así como los proyectiles correspondientes. 

f) Las municiones para pistolas y revólveres con proyectiles «dum-dum» o de punta hueca, así como los propios proyectiles. 

g) Las armas de fuego largas de cañones recortados.

4.- Queda prohibida la tenencia, salvo en el propio domicilio como objeto de adorno o de coleccionismo, con arreglo a lo dispuesto en el apartado b) del artículo 107 del R.A., de imitaciones de armas de fuego que por sus
características externas puedan inducir a confusión sobre su auténtica naturaleza, aunque no puedan ser transformadas en armas de fuego.
Se exceptúan de la prohibición aquellas cuyos modelos hayan sido aprobados previamente por la Dirección General de la Guardia Civil, con arreglo a la normativa dictada por el Ministerio del Interior.

5.- Queda prohibido el uso por particulares de cuchillos, machetes y demás armas blancas que formen parte de armamentos debidamente aprobados por autoridades u organismos competentes. Su venta requerirá la presentación y anotación del documento acreditativo del cargo o condición de las personas con derecho al uso de dichos armamentos.

También se prohíbe la comercialización, publicidad, compraventa, tenencia y uso de las navajas no automáticas cuya hoja exceda de 11 centímetros, medidos desde el reborde o tope del mango hasta el extremo.

No se considerarán comprendidas en las prohibiciones anteriores la fabricación y comercialización con intervención de la Guardia Civil, en la forma prevenida en los artículos 12.2 y 106 del R.A., la compraventa y la tenencia exclusivamente en el propio domicilio, con fines de ornato y coleccionismo, de las navajas no automáticas cuya hoja exceda de 11 centímetros.


 

     

ARMAS DE GUERRA

1.- Se consideran armas de guerra, quedando en consecuencia prohibidas su adquisición, tenencia y uso por particulares:

a) Armas de fuego o sistemas de armas de fuego de calibre igual o superior a 20 mm.

b) Armas de fuego o sistemas de armas de fuego de calibre inferior a 20 mm.,cuyos calibres sean considerados por el Ministerio de Defensa como de guerra, los cuales son:

Armas de fuego de calibre igual o superior a 12,7 mm. que utilicen munición con vaina de ranura en el culote y no de pestaña o reborde en el mismo lugar.

Armas de fuego que utilicen la siguiente munición:

Calibre 5,45 x 39,5.

Calibre 5,56 x 45 (o su equivalente 223).

Calibre 7,62 x 39.

Calibre 7,62 x 51 Nato.

No se consideran armas de guerra aquellas armas de repetición que utilicen munición de tipo 308 Winchester de bala expansiva o munición del tipo 7,62 x 39 de bala expansiva para caza mayor

c) Armas de fuego automáticas.

d) Las municiones para las armas indicadas en los apartados a) y b).

e) Los conjuntos, subconjuntos y piezas fundamentales de las armas y municiones indicados en los apartados del   a) al d), así como, en su caso, sus sistemas entrenadores o subcalibres.

f) Bombas de aviación, misiles, cohetes, torpedos, minas, granadas, así como sus subconjuntos y piezas fundamentales.

g) Las no incluidas en los apartados anteriores que se consideren como de guerra por el Ministerio de Defensa.


 

ARMAS INUTILIZADAS O INÚTILES

De acuerdo con lo determinado en el artículo 108 del R.A., se considerará inutilizada un arma en los siguientes supuestos:

A) Armas largas no automáticas o automáticas con dispositivo de bloqueo de cierre, cuando tengan:

Tres taladros en el cañón, de diámetro no inferior al calibre y distanciados entre sí cinco centímetros.

Uno de ellos estará precisamente en la recámara.

En las escopetas, los taladros serán de 10 milímetros, como mínimo.

B) Las pistolas deben tener en el cañón y, en su caso, en los cañones intercambiables:

Un fresado, paralelo a su eje, practicado a partir de su plano de culata, en la parte que coincida con la ventana de expulsión, de longitud igual a la del cartucho y de anchura igual al calibre, aproximadamente.

C) En el caso de los revólveres:

El fresado se realizará de igual forma que en el supuesto anterior, en el tubo o cañón y, en su caso, en los cañones intercambiables, a partir del plano de carga.

D) Los subfusiles y otras armas sin dispositivo de bloqueo de cierre:

Un fresado en el cañón como el indicado en el párrafo anterior pero situado en la parte más próxima a la ventana del cargador.

Otro fresado (además del anterior), transversal al principio del rayado, que abarque una semicircunferencia y cuya anchura sea de 10 milímetros como mínimo.

E) Asimismo se considerarán inutilizadas las armas de fuego que se hayan sometido a modificaciones irreversibles que obstruyan el cañón e impidan la introducción del cartucho en el mismo.

A la vista de los apartados anteriores, las armas se pueden inutilizar de
dos formas sin que ninguna de ellas sea prioritaria en relación con la otra,
ni han de hacerse conjuntamente:

En la forma específica dispuesta en el apartado para el tipo de arma de que
se trate, o en la forma genérica contemplada en el apartado e), que es
válida para cualquier tipo de arma.

De acuerdo con el R.A. se considerarán inútiles:

Los objetos que, teniendo forma de armas de fuego, no pueden hacer fuego ni ser puestos en condiciones de hacer fuego.

Las armas de fuego que carezcan de piezas o elementos fundamentales para hacer fuego, cuya reposición resulte prácticamente imposible.

Las armas de fuego que sean ocasionalmente inútiles por avería, pero no puedan incluirse en ninguno de los párrafos del apartado anterior, deberán ser objeto de inutilización, con arreglo a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 108 del Reglamento de Armas.

Las armas inutilizadas o inútiles a que se refiere el artículo 108 del R.A., se podrán poseer sin limitación de número, en el propio domicilio, debiendo acompañar a las inutilizadas el correspondiente certificado de inutilización.

Los certificados de inutilización de armas de fuego, solo pueden ser
expedidos por:

Las Intervenciones de Armas y Explosivos.

Parque Militar, o Banco Oficial de Pruebas.

En cualquier caso, el órgano habilitado para expedir el certificado de
inutilización, deberá haber efectuado o comprobado que la inutilización se
ha efectuado de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 108 del Reglamento
de Armas.


Aquí termina esta página de información legal de la Asociación Virtual De Re Militari

u Volver a Portada de la Guía de Tenencia de Armas

Para alistarte en este ejército de escribas y lectores haz click en el icono inferior

Los aficionados a la militaria te aguardan...

Disfruta de todos los servicios del foro, y conversa con quienes comparten tus aficiones.

 

 
Servicios

Guías
Principal
Normas
Temas
Tutorial
  Revista
Comercial